GASTOS DE ENVÍO GRATIS A PENÍNSULA😃😃

 

Soluciones Naturales a las arrugas

arrugas piel
Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Índice del artículo

Acabar con las arrugas

Se ha convertido en una de las grandes preocupaciones según las encuestas, más de un 80% de las mujeres declaran que es el signo de la edad que más les molesta.

Que nuestro rostro refleje el paso de los años es inevitable. Y la traducción más común son las indeseadas arrugas. Desde las primeras líneas de expresión, hasta las patas de gallo, código de barras, surco nasogeniano

Por qué se producen las arrugas

El cuerpo empieza a envejecer de manera natural a partir de los 25-30 años y nuestra piel también. La única diferencia que existe es que su manifestación en la piel es más visible.

Antes de los 40 años son finas líneas, pero si no se cuidan con el paso de los años rompen las fibras de la dermis convirtiéndose en arrugas.

A partir de los 45 años y sobre todo con la menopausia, disminuye la producción de colágeno, ácido hialurónico y elastina, debido al descenso de estrógenos. Esto se traduce en el adelgazamiento de nuestra piel, pérdida de firmeza, elasticidad y fácil deshidratación. El cutis se ve apagado porque no pasan los suficientes nutrientes de la dermis (capa más profunda) a la epidermis (capa superficial). Además, disminuye la actividad de las glándulas sebáceas y la piel se reseca.

Conclusión: los componentes principales que dan flexibilidad y firmeza a nuestra piel van disminuyendo su actividad. Y el resultado es: Arrugas!!!!

Además, existen una serie de factores que aceleran el envejecimiento cutáneo y con ello la aparición de las arrugas: Dietas poco saludables, alcohol, abusar del sol o de las cabinas UVA. También fruncir el ceño (entrecejo), subir la frente, el código de barras en fumadoras o las patas de gallo en personas que ríen mucho son gestos que facilitan su aparición

Por cierto, la genética también cuenta.

Y vamos a comenzar a atacar las arrugas con un gesto muy sencillo: a partir de ahora nos vamos a acostumbrar a lavar nuestra cara siempre con agua fría que contrae la piel y los tejidos, reactivando la circulación sanguínea. Así conseguimos un aspecto más terso.

Soluciones a las arrugas

 Las primeras arrugas, las líneas de expresión disminuyen si utilizamos una crema adecuada.

Si lo que queremos son soluciones para las arrugas, no solo rellenar las que ya han aparecido sino también prevenir la aparición de nuevas es muy importante los ingredientes que contenga el producto. Deben ser productos eficaces con ingredientes potentes.

Hay tres principios activos fundamentales para luchar contra las arrugas:

Retinol: Es el mejor activo antiedad. Llega a las capas más profundas de la piel para conseguir la renovación celular.
Vitamina C: Consigue bloquear los procesos oxidativos, que provocan la aparición de arrugas, por su acción antioxidante.
Ácido Hialurónico: Mejora los niveles de hidratación de la piel.

Rutina antiarrugas

No existen productos milagrosos que terminen con las arrugas, al igual que no podemos parar el paso del tiempo. Lo que sí podemos hacer es atenuarlas, reducirlas y difuminarlas y evitar y retrasar la aparición de nuevas.

La mejor rutina no debe olvidar estos pasos. De esta manera observaremos una gran mejora en nuestra piel. Vamos a ello:

Limpieza

Nuestra rutina de belleza facial diaria debe incluir la limpieza de la piel por la mañana y por la noche. El limpiador debe eliminar las impurezas y mantener la hidratación y la función de barrera en la piel.

Tónico

Es muy eficaz en la reducción de las arrugas. Los poros cuando se obstruyen y no se limpian facilitan la aparición de signos de envejecimiento. Si aplicamos el tónico como lo hacen las coreanas, con ligeros toquecitos directamente desde las manos, retrasaremos la aparición de arrugas. Si ellas lo consiguen, nosotras también.

Hidratación 

 La protección solar es imprescindible para evitar el fotoenvejecimiento. Recomendamos que contenga vitaminas y antioxidantes. 

 -Por la mañana escogemos una crema de día antiedad, con una textura rica para contrarrestar la menor secreción de lípidos. Las cremas antiedad son más completas que las antiarrugas y combaten otros signos del envejecimiento como sequedad, flacidez y manchas. Es importante que la crema de día contenga ácido hialurónico, ceramidas o vitamina E que restauran la función de barrera de la piel.

No nos olvidemos del cuello y escote, los grandes abandonados en invierno y que delatan y mucho la edad.

Especial cuidado merecen zonas más delicadas: contorno de ojos y labios, donde utilizaremos productos específicos. Son unas zonas donde la piel es más sensible y fina y requiere que la tratemos.

-Por la noche aprovecharemos para aplicar los tratamientos más potentes, mientras tu piel descansa y no tiene interferencias externas( sol, polución…) Es el momento perfecto para utilizar activos como el retinol que aumenta el colágeno y la elastina y reduce la flacidez, pigmentación y arrugas.

Es importante no utilizar productos con alcohol, ya que resecan la piel y favorecen las arrugas.

Todos los productos que apliquemos lo haremos con movimientos ascendentes.

Mascarilla

 A nuestra rutina diaria de belleza debemos añadir una rutina semanal y aquí es donde entra la mascarilla. Una o dos veces por semana si utilizamos una mascarilla rejuvenecedora será la guinda al tratamiento antiarrugas que estemos haciendo y observaremos mejores resultados ya que reduce las arrugas más profundas y deja la piel más flexible.

Si quieres conocer todos los productos que en La Bella Carmela hemos preparado para ti para tratar las arrugas te invitamos a ello. https://www.labellacarmela.com/cosmetica-natural/facial/

 

Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email