Compra Ahora. Disfruta Ahora. Paga después

Soluciones naturales al acné

acne
Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Índice del artículo

Todos y todas tenemos una tendencia a pensar que el acné es una patología que solo sufren los adolescentes, pero la realidad es que ocurre en todo tipo de personas, sin depender de la edad o del sexo. El acné es un trastorno  de la piel que ocurre cuando los poros se obstruyen con grasa y células muertas, normalmente dando lugar a puntos negros o granos en las zonas de la cara, la frente, la parte superior de la espalda, el pecho y a veces también en los hombros.

Primero debemos diferenciar un poco entre el acné juvenil y el acné adulto. El acné juvenil afecta a la mayoría de adolescentes (aunque se da  más en hombres) y su causa principal es la piel grasa resultado de los andrógenos. Acostumbra a aparecer en las zonas de la frente y la nariz.

En el caso del acné adulto se puede afirmar que la mayoría de afectadas son las mujeres y entre las causas más comunes encontramos los cambios hormonales que se producen con la menstruación. A diferenciad el juvenil, este acné acostumbra a salir por la zona de la barbilla, mandíbula y peribucal (o también llamadas zona «T» en los jóvenes y zona «U» en los adultos).

¿Cómo podemos cuidarnos la piel y prevenir el acné?

Para ello es imprescindible que te fijes una buena rutina de alimentación, deporte y dormir bien, pero sobretodo que tu rutina incluya siempre la limpieza de tu piel, con tónico e hidratación. Algunos de los ingredientes o elementos que se consideran más efectivos para combatir o prevenir el acné son el bicarbonato de sodio, el limón, el té verde, el ajo, el aloe vera, la miel, la menta o el huevo.

El limón es un clásico curativo, su ácido cítrico tiene propiedades suavizantes, antibacterianas y astringentes. Te puedes aplicar el limón cortado directamente en la piel o puedes usar productos naturales que lo contengan,  como por ejemplo el jabón de limón. Aunque es el cítrico más común la naranja también se usa ya que tiene propiedades parecidas y también huele muy bien. Un buen limpiador cítrico que puedes introducir en tu rutina para calmar el acné es Face Wash de Dr. Jackson’s.

El bicarbonato de sodio es otro producto muy usado para tratar varios problemas de salud. Tiene propiedades exfoliantes, antiinflamatorias y antisépticas  y por lo tanto es ideal para eliminar el exceso de grasa en tu piel. Se recomienda mezclar un par de cucharadas de bicarbonato con agua y aplicarlo directamente sobre la piel (no de forma frecuente), aunque también muchos productos naturales como exfoliantes contienen este ingrediente curativo. 

Otro remedio muy utilizado para prevenir y reducir el acné es el aloe vera, ya que tiene un efecto antiinflamatorio, antioxidante y antibacteriano. Es muy efectivo cuando lo que queremos es reducir una inflamación, y por lo tanto, si tenemos un brote de acné que a parte de dolernos se ve muy inflamado, el aloe nos puede ayudar mucho a mejorar ambos problemas. Hoy en día, muchos productos naturales pensados para pieles grasas y con acné contienen aloe vera, aunque si tienes una planta a tu alcance siempre puedes cortar una rama y aplicarte la pulpa en las zonas afectadas durante unos minutos. Te recomendamos de uso diario Aloe Aqua Cream de Aromatica.

El caso del huevo no es tan popular o habitual pero también puede tener un efecto increíble para tratar el acné. La clara del huevo hidrata y favorece la limpieza. Lo mismo pasa con la miel, que se ha usado hace milenios en el campo medicinal, ya que ayuda a eliminar bacterias y sobretodo a equilibrar el pH de la piel (a parte de nutrir). Finalmente hay otros elementos o ingredientes muy potentes como por ejemplo el ajo, antibiótico natural por excelencia, el aceite de árbol del té (antiinflamatorio), el aceite de coco, de jojoba o el té verde.

VER PRODUCTOS PARA TRATAR EL ACNÉ

Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email