Compra Ahora. Disfruta Ahora. Paga después

Soluciones naturales al cabello seco

cabello seco
Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Índice del artículo

¿Tu pelo tiende a secarse mucho y ya no sabes qué hacer? Déjate de productos caros y llenos de químicos y empieza a usar productos saludables y naturales. Algunos de los principales factores que resecan nuestro pelo son el calor, los químicos y la deshidratación. El calor puede provenir de forma natural, es decir, del sol que toca nuestras cabezas todo el verano, o de los electrodomésticos que usamos para alisar o rizar o simplemente secar nuestro cabello.

¿Cómo hidratar mi cabello seco con cosmética natural?

Cuando este calor o esta deshidratación llegan a nuestro cuero cabelludo, éste se debilita mucho y como consecuencia, nuestro cabello se vuelve seco, quebradizo, débil y con tendencia a crecer menos. Hidratar el pelo es como hidratarse uno mismo, es decir, comiendo alimentos llenos de vitaminas y bebiendo agua. Te damos algunas ideas para que empieces una nueva rutina de hidratación de tu cabello con productos de cosmética natural.

 1. Encuentra tu champú hidratante ideal. Existen muchos champús hidratantes y regeneradores y muchas marcas de cosmética natural. Lo importante es que encuentres exactamente cuál te va mejor. Una buena opción de champú podría ser Soft Lotus Flower de BRUNS, que contiene Flor de Loto, Aceite de oliva y Aceite de Jojoba. Otra opción de champú ideal para hidratar tu cabello es el Champú Natural Regenerador de Oliveda, co su Extracto de Hojas de Olivo, Extracto de Jazmín y de Jenjibre, elementos ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes y aminoácidos que estimulan el flujo sanguíneo de nuestro cuero cabelludo, estimulando también que se fortalezca y por lo tanto, aumentar el crecimiento de cabello.

2. Añádele un acondicionador. Para combinar y terminar bien el trabajo del champú, puedes usar un acondicionador que te suavice el cabello y el cuero cabelludo, como Fragance Free Balm de BUNS, con Aloe Vera, Aceite de Aguacate, Vitamina E, Manteca de karité, Aceite de Jojoba etc.. Un producto mágico para tu cabello, para resumir. Aplícalo unos minutos cada vez que te laves el cabello, al principio déjalo actuar más.

3. Refuerza la hidratación con una mascarilla : parte esencial de una buena rutina capilar. Además de hidratación, reparten luminosidad y reparan y protegen tu cabello delante del sol y las agresiones externas. Seguro que Definated Hair Mask conquistará tu cabello sin duda alguna. Una mascarilla orgánica a prueba de alergias con Aceite de Coco, Aloe Vera, Aceite de Aguacate, Manteca de Karité y Aceite de Joja; toda una combinación explosiva para devolver la salud a tu cabello y cuero cabelludo.

4. Añade unas gotitas de algún aceite esencial a tus puntas: Una buena opción es el Aceite de camelia (el secreto de las geishas), también conocido como aceite de Tsubaki en Japón. Este aceite de extrae de la nuez de la flor y es muy rico en todo tipo de minerales. Se recomienda aplicarlo a la japonesa, es decir, calentando primero unas gotitas en la mano y luego aplicándolo en las puntas o de media melena hacia las puntas. Si lo usas antes de ir a dormir mejor, así dejas que actúe toda la noche.

Una vez hayas incorporado esta nueva rutina saludable para combatir la sequedad de tu cabello, con todos estos cuidados y nuevos hábitos, puedes probar el lavar tu cabello con agua tibia o fría, ya que ayuda a fortalecer tu pelo o como mínimo no lo daña ni lo debilita tanto como el agua caliente. Evita usar cepillos que tengan materiales que te puedan dañar o arrancar demasiado pelo y sustitúyelo por cepillos suaves, así ayudarás a fortalecerlo. Finalmente, no te laves el cabello a diario, intenta ir alternando y cómo muy a menudo hazlo día si día no. El esfuerzo valdrá la pena, ya verás.

Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email