Compra Ahora. Disfruta Ahora. Paga después

Soluciones a las cicatrices en el rostro

Cicatrices en el rostro
Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email
Índice del artículo

Las heridas o cicatrices en el rostro mal curadas o mal cerradas pueden dejar marcas, pero si además se trata de nuestra cara, aumenta el pánico. La buena noticia es que existen muchos productos de alta calidad de cosmética natural que protegen tu cicatriz y la nutren de forma que no tengas que preocuparte para nada. Es importante mencionar que algunos hábitos básicos cuando tengas una cicatriz en el rostro son:

Los primeros días tapar la cicatriz para que el sol no le toque directamente y así no empiece a quedar marca, y en el caso de que sea un corte un poco profundo, intentar no hacer ninguna gesticulación muy exagerada para evitar que se abra la cicatriz. Cuando ya esté más curada puedes aplicarte un protector solar. Te hacemos algunas recomendaciones de productos que pueden ayudarte a tener una cicatrización perfecta.

¿Cómo puedo curar y sanar bien las cicatrices en el rostro sin que queden marcas?

Si estás buscando un tratamiento de máxima intensidad para las cicatrices en el rostro tienes que probar Glory Oil , un elixir de aceites puros vegetales, oro líquido puro para tu piel. Contiene Aceite de Semilla de Uva, Aceite de Coco, de Semilla de Jojoba, de fruta de Acai, de Semilla de Chía, de Semilla de Calabaza y de Sacha Inchi. Se recomienda aplicarlo por la noche, con solo unas gotitas ya verás qué resultado, aunque por las mañanas también lo puedes usar si quieres reforzar el tratamiento todavía más.

Otro aceite muy potente hidratante y curativo para tu día a día es el Everyday oil de Dr. Jackson’s, que nutre, realza y cuida la piel de forma natural. Es el resultado de la mezcla de Aceite de Almendras, Aceite de Germen de Trigo, de Semilla de Girasol, de Rosa de Mosqueta (el aceite cicatrizante por excelencia), de Semilla de Onagra, de Semilla de Baobab, Aceite de Marula, Aceite de Flor de geranio, Flor de Manzanilla, Aceite de Hoja de Pachulí, Flor de Arnica, Flor de Caléndula y Tocoferol (vitamina E que deriva de aceites vegetales) ¿Qué más se le puede pedir? 

Si eres más de los que cree en las cosas sencillas, entonces tu aceite ideal es el Aceite de Camelia. Este aceite facial es ideal, utilizado desde hace siglos para revelar una piel de porcelana, siempre haciendo maravillas con la piel. No solo reduce y sana cicatrices en el rostro, también las líneas finas, arrugas, corrige manchas, unifica el tono de la piel… Se recomienda aplicarlo una vez al día, preferiblemente antes de irte a dormir, así te aseguras de que tu piel recupera la hidratación y elasticidad que necesita. Por la mañana, también puedes aplicarte unas gotitas sólo a la cicatriz en cuestión para que siga haciendo efecto.

Para terminar tu rutina de cuidados de las cicatrices en el rostro solo te faltará seleccionar un protector solar facial natural que te proteja bien cuando salgas al exterior. En nuestra web puedes encontrar muchas opciones de protectores solares para cuidar de tu rostro.

Share on facebook
Share on google
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email